Saltar al contenido
ALPHAPEDIA

El AJO: Su Origen, Propiedades y Beneficios

Origen e Historia del Ajo

Se cree que el ajo es originario de Asia central, el sur de Asia o el suroeste de Siberia. Existe cierto debate sobre el origen de esta hierba. Es uno de los cultivos más antiguos del mundo.

Los amantes del ajo llevaron la hierba picante a Egipto, Pakistán, India y China. Los cruzados trajeron ajo a Europa. Más tarde, los colonos españoles, franceses y portugueses introdujeron el ajo en las Américas. El nombre ajo proviene de garleac, una antigua palabra anglosajona que significa “puerro de lanza”. Se cree que el ajo desciende de Allium longicuspis, una cepa silvestre de ajo asiático, pero sus orígenes aún están en duda. Es de la familia de los lirios (Liliaceae) y está relacionado con cebollas, puerros, cebolletas y chalotes. El consumo de ajo en los Estados Unidos se ha triplicado desde la década de 1990, con más personas descubriendo las deliciosas propiedades de esta bombilla. En todo el mundo hay más de 2.5 millones de acres de cultivo de ajo! Eso es mucho ajo. Esta hierba picante es una de las plantas cultivadas más antiguas. Fue adorado por los egipcios como un dios y utilizado como moneda local. Se colocaron bulbos de arcilla y ajo en tumbas egipcias con los difuntos. Los arqueólogos no están seguros de si las bombillas de arcilla fueron pensadas como fondos para el más allá o como ídolos para apaciguar a los dioses.

Además, el ajo se usaba para pagar y alimentar a los trabajadores y esclavos en las grandes pirámides. La bombilla era tan popular entre los que trabajaban en las pirámides que la escasez de ajo causó paros laborales.

Un fracaso en la cosecha de ajo, debido a las inundaciones del Nilo, causó una de las dos únicas revueltas de esclavos egipcios registradas.

El ajo como moneda no es necesariamente una idea antigua; se ha descubierto que algunas personas son sobornadas fácilmente con una canasta llena de bulbos aromáticos.

A pesar de su reputación de evitar el mal y su uso como hierba medicinal, el ajo se consideraba demasiado grueso y común para los paladares refinados de la clase alta. Solo las ásperas clases bajas podrían llenar sus vientres con ajo, alteraría las delicadas constituciones de los ricos y poderosos.

Los sacerdotes egipcios adoraban al ajo, pero evitaban activamente cocinar y comer los fragantes dientes.

Otras culturas también consideraron que el ajo era demasiado picante para las instituciones religiosas. Los griegos que deseaban ingresar al templo de Cibeles tuvieron que pasar una prueba de aliento de ajo.

A los que comieron ajo no se les permitió la entrada. En la antigua India, la corteza superior se negaba el placer de la hierba picante debido a su fuerte olor y asociación con los plebeyos.

Del mismo modo, los caballeros que apestaban a ajo en la corte del rey Alfonso de Castilla fueron expulsados ​​de la sociedad por una semana.

En Inglaterra, el aliento de ajo también se consideró totalmente inadecuado para las señoritas refinadas y los caballeros que deseaban cortejarlos.

Muchos estadounidenses adoptaron la actitud inglesa y no abrazaron el ajo hasta la década de 1940. Hasta entonces, se consideraba un ingrediente étnico y se conocía por términos de argot como “perfume italiano”.

El ajo fue celebrado y condenado por la creencia de que podría inflamar las pasiones. A veces estaba prohibido que los monjes, viudas y adolescentes tibetanos consumieran la hierba estimulante. Los médicos chinos recetaron ajo para hombres con “problemas de intimidad”.

Los novios colocaron dientes de ajo en sus ojales para asegurar una feliz luna de miel. Maridos egipcios infieles masticaban ajo en su camino a casa de sus amantes para ocultar el olor de otra mujer. Con todos estos antídotos de ajo, ¿hay alguna duda de por qué una cena italiana se considera una cita romántica?

El ajo también inspiró la pasión literaria. El bulbo aromático se menciona en los antiguos escritos egipcios, griegos, indios y chinos, así como en la Biblia, el Talmud y el Corán.

Los textos medicinales griegos, egipcios, chinos y europeos citan al ajo como la cura para muchas dolencias, incluidas la impotencia, las picaduras de escorpiones, las enfermedades cardíacas, la falta de energía y la peste negra.

Propiedades del Ajo

El ajo es parte de la familia de la cebolla y el ‘bulbo’ de esta hierba generalmente consta de 10-20 secciones más pequeñas llamadas ‘dientes’. Cada pequeño diente es una fuente inagotable de sabor y propiedades medicinales.

Cada 100 gramos de ajo te servirán con cerca de 150 calorías, 33 gramos de carbohidratos, 6,36 gramos de proteína. El ajo también está enriquecido con vitamina B1, B2, B3, B6, ácido fólico, vitamina C, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc. El ajo también está enriquecido con vitamina B1, B2, B3, B6, ácido fólico.

El ajo contiene cadenas de fructosa llamadas inulina, compuestos de azufre, fenoles, proteínas, fibra, aminoácidos libres, saponinas y minerales y vitaminas. La inulina NO es lo mismo que el jarabe de maíz alto en fructosa. La inulina es una fibra soluble hecha de largas cadenas de fructosa.

Su cuerpo no puede romper estas cuerdas de fructosa; en cambio, se usan como alimento para bacterias beneficiosas en el intestino. El ajo tiene 12.5 gramos de inulina y 5.0 gramos de oligofructosa por cada 100 gramos de ajo fresco.

Los compuestos de ajo como los sulfuros de dialilo y los disulfuros de dialilo, que son componentes activos del ajo, tienen actividades antiinflamatorias y antimutagénicas.

Características del Ajo

  • Es una planta con hojas largas, planas y parecidas a la hierba y una capucha de papel alrededor de las flores. Las flores de color blanco verdoso o rosado se encuentran agrupadas al final de un largo tallo.
  • El tallo se eleva directamente del bulbo de la flor, que es la parte de la planta utilizada como alimento y medicina. La bombilla está compuesta por muchas bombillas más pequeñas cubiertas con una piel de papel conocida como clavo.
  • Aunque el ajo se conoce como la “rosa apestosa”, en realidad es un miembro de la familia de los lirios.
  • Los componentes más activos del ajo fresco son un aminoácido llamado aliina y una enzima llamada alinasa.
  • Cuando un diente de ajo se mastica, se pica, se magulla o se corta, estos compuestos se mezclan para formar alicina, que es responsable del fuerte olor del ajo.

Beneficios y Contraindicaciones del Ajo

  1. El purificador de Sangre

¿Cansado de cubrir esos granos con corrector cada mañana? Es hora de abordar la causa del acné mediante la purificación de la sangre desde adentro para obtener una piel sana en el exterior.

Tome dos dientes de ajo crudo con un poco de agua tibia todos los días, temprano en la mañana y consuma mucha agua durante todo el día.

Si está buscando arrojar algunas libras, exprima el jugo de medio limón en un vaso de agua tibia y tómelo con 2 dientes de ajo por las mañanas. El ajo ayudará a limpiar tu sistema y eliminar las toxinas.

  1. Resfriado y Gripe

El ajo te proporcionará un alivio de ese resfriado y gripe persistente (sí, te quieren absolutamente y nunca quieren irse).

Tomar 2-3 dientes de ajo crudo o cocido al día o tomar un poco de té de ajo (con un toque de miel o jengibre para levantar el sabor) no solo aliviará la nariz tapada y curará el resfriado, sino que también aumentará su inmunidad contra estos visitantes frecuentes con el tiempo.

Según el Dr. Shikha Sharma, experto en salud y bienestar con sede en Delhi, y fundador de Nutrihealth, “uno de los primeros usos del ajo fue por los carnívoros porque se creía que la carne podía causar una infección que el ajo podría combatir cuerpo.

Ella agregó: “El ajo se puede agregar a los guisos calientes, caldos y sopas para combatir la sinusitis, el resfriado y la gripe. Y el ajo se tiene mejor en estado crudo”.

  1. Prevención de Enfermedades del Corazón

El consumo diario de ajo (en alimentos o crudo) ayuda a reducir los niveles de colesterol debido a las propiedades antioxidantes de la alicina. También es inmensamente beneficioso para regular la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.

Es esencial recordar que el compuesto que contiene azufre Allicin tiende a perder sus propiedades medicinales cuando el ajo se cocina entero. Es imprescindible consumir ajo crudo o semi-cocinado para obtener cualquiera de sus beneficios.

  1. Antibacteriano y Antiparasitario

El ajo es uno de los tesoros medicinales mejor guardados de la era pasada: se ha utilizado como antibiótico para tratar infecciones bacterianas, fúngicas y parasitarias durante los últimos 7,000 años.

Los estudios sugieren que el extracto de ajo diluido ayuda a los niños con infecciones por tenia. Un enjuague bucal a base de ajo puede no parecer un aliento fresco y mentolado, pero una cantidad muy pequeña de sus extractos es suficiente para evitar las bacterias que causan caries.

  1. Prevención del Cáncer

Varios estudios han indicado una asociación entre el consumo diario de ajo y la prevención del cáncer de estómago y colorrectal. Se dice que fortalece la inmunidad del cuerpo contra el cáncer.

  1. Para piel y Cabello

Las propiedades vigorizantes del ajo protegen la piel del efecto de los radicales libres y ralentizan el agotamiento del colágeno, lo que conduce a la pérdida de elasticidad en el envejecimiento de la piel.

Aplicado tópicamente, el ajo hace maravillas en la piel infectada con infecciones fúngicas y proporciona alivio de dolencias de la piel como el eccema. También es un remedio eficaz para las infecciones por hongos como el pie de atleta y la tiña.

Todos sabemos acerca de las maravillas de la cebolla para el cabello, pero su hermano, el ajo no es menos héroe para su melena delgada. Bueno, es hora de sorprender. Frotar el extracto de ajo machacado en el cuero cabelludo o masajear con aceite con ajo es conocido por prevenir e incluso revertir la caída del cabello.

  1. Astillas

Muchos de los usos asombrosos del ajo se olvidaron en los últimos tiempos, pero los usuarios (y los creyentes) aún responden por los beneficios menos conocidos. Uno de ellos es contra astillas obstinadas. Coloque un pedazo de ajo cortado sobre la astilla cortada y cubra con una venda, ¡y listo! Adiós astilla.

Valor Nutricional del Ajo

Nutrientes en un Diente de Ajo de 9 Gramos:

Un diente de ajo de 9 gramos tiene 13 calorías, 3 gramos de carbohidratos, 1 gramo de proteína y 0,4 gramos de grasa (principalmente grasas omega-6). Tiene una carga de índice glucémico extremadamente baja (1) y se considera muy antiinflamatorio (toda la información nutricional del USDA).

  • Potasio 36 mg
  • Fósforo 14 mg
  • Calcio 16
  • Vitamina C 2.8 mg
  • Magnesio 2.2 mg
  • Colina 2.1 mg
  • Selenio 1.3 mg
  • Luteína y zeaxantina 1.4 mcg
  • Vitamina A 0.8 mg
  • Folato 0.3 mg
  • Manganeso 0.2 mg
  • Hierro 0.2
  • Vitamina K 0.2 mg
  • El ajo también contiene pequeñas cantidades de zinc (0.1 mg), ácido pantoténico (0.1 mg), niacina (0.1 mg) y B6 (o.1 mg).

Nombre Científico del Ajo

Nombre Científico Preferido: Allium sativum

Nombre Común Preferido: Ajo

Árbol Taxonómico del Ajo

  • Dominio: eucariota
  • Reino: Plantae
  • Filo: espermatofita
  • Subfilo: Angiospermas
  • Clase: monocotiledóneas

Ajo Tierno

Para consumir el ajo tierno, recién cosechado deberá esperar generalmente a mediados de julio hasta principios de agosto, dependiendo de su clima. En este momento se acaban de desenterrar los bulbos, y es su momento perfecto para comerlos tiernos y frescos.

Ajo Blanco

El ajo blanco alemán produce bulbos grandes, de unos 9 centímetros de diámetro, con 4 a 6 dientes grandes envueltos alrededor de un tallo central duro. El bulbo está cubierto de brillantes pieles de papel blanco marfil.

Cada diente está cubierto sin apretar por una piel blanquecina y fácil de pelar con rayas moradas. En climas más fríos, el color del envoltorio de clavo será un rojo más intenso. El ajo blanco alemán ofrece un fuerte sabor a ajo con un calor duradero que se ablanda cuando se cocina.

El ajo blanco alemán está disponible a fines del verano y principios de la primavera.

El ajo blanco alemán es un tipo de porcelana de cuello duro muy grande clasificado botánicamente como Allium sativum.

Esta variedad se cultiva ampliamente tanto por sus escamas de ajo, que son tallos de flores falsas que se pueden comer como vegetales, como por sus bulbos plateados y blancos como el papel. El ajo blanco alemán a veces se llama ajo blanco del norte y alemán extra resistente.

El ajo blanco alemán es rico en manganeso y vitamina B6 y es una buena fuente de vitamina C y cobre. También contiene selenio, fósforo, vitamina B1 y calcio. El ajo blanco alemán es una de varias variedades de porcelana conocidas por tener niveles más altos de compuestos beneficiosos de azufre.

La aliinasa y la aliina se combinan para producir alicina cuando se tritura el ajo. Este poderoso compuesto le da al ajo un olor picante y sus beneficios antioxidantes, cardiovasculares, inmunoestimulantes y antibióticos.

Ajo Negro

Los bulbos de ajo negro son pequeños a medianos, y los envoltorios exteriores finos como el papel están sangrados y dorados, pareciendo viejos o quemados. Los clavos negros de ópalo tienen una textura gelatinosa de fruta fresca y seca.

El ajo negro es muy duro cuando se consume crudo y no lleva calor. Tiene un sabor suave, dulce y almibarado con un tono de melaza y matices de tamarindo y salsa de soja.

El ajo negro está disponible durante todo el año.

El ajo negro no es su propia variedad de ajo. Botánicamente clasificado como Allium sativum, el ajo negro es un ajo común que se coloca en un proceso de curado que involucra calor y humedad durante un período de un mes utilizando máquinas especialmente diseñadas y temperaturas controladas ambientalmente.

Estas condiciones diseñadas también permiten que ocurra la reacción de Maillard, que es el proceso químico que produce nuevas combinaciones de sabor que permiten que el ajo negro tenga un sabor suave, dulce y sin calor.

El ajo negro ha crecido en popularidad entre los restaurantes de alta gama por sus sabores únicos y también es conocido por no dejar un fuerte olor a ajo en el aliento.

El ajo negro contiene el doble de antioxidantes que el ajo normal debido al proceso de curado y también contiene algo de potasio, vitamina C, cobre y hierro.

El ajo negro se puede consumir crudo y usarse en aplicaciones cocinadas como asar, saltear y hornear. Es un ingrediente ideal para hacer purés, aderezos, frotaciones, adobos y salsas ricas y complejas.

El ajo negro se puede asar y untar en el pan como cobertura dulce. También se puede saltear en aceite, picado o cortado en cubitos y agregar directamente a pizzas, pastas, arroz y platos a base de legumbres.

Además de los platos salados, el ajo negro se puede usar en la preparación de postres innovadores como helados y platos a base de chocolate.

El ajo negro combina bien con berenjenas, champiñones, tomates, queso, cerdo asado, salchichas, pescado blanco a la parrilla y mariscos, carnes ahumadas, jengibre, chocolate, chiles, hierbas como albahaca, perejil y cilantro, trufas, aceitunas, azúcar morena y sésamo. petróleo.

El ajo negro se conservará hasta por un mes cuando se guarde sellado en un lugar fresco y seco. Una vez abierto, guárdelo en un recipiente hermético en el refrigerador.

Poder Curativo del Ajo

Los antiguos indios, chinos, egipcios, griegos, romanos y otros pueblos han usado el ajo durante miles de años, como alimento y como medicina. Uno de los usos más famosos del ajo fue durante la Edad Media, cuando tenía fama de haber sido altamente efectivo contra la peste.

Ya en 1858, Louis Pasteur estudió y registró formalmente las propiedades antibióticas del ajo. El Dr. Albert Schweitzer usó la hierba para tratar con éxito el cólera, tifus y disentería en África en la década de 1950.

Antes de que los antibióticos estuvieran ampliamente disponibles, el ajo se usaba como tratamiento para las heridas de batalla durante las dos guerras mundiales.

El ajo se puede usar en el tratamiento de una variedad de infecciones bacterianas, virales y fúngicas. Se ha demostrado que es eficaz contra estafilococos, estreptococos, E. coli, Salmonella, Vibrio cholera, H. pylori, Candida albicans y otros microorganismos.

El ajo también ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Los estudios actuales muestran que el ajo puede mejorar la función inmune e incluso puede ayudar en la prevención del cáncer.

Para ser beneficioso en condiciones crónicas, el ajo debe usarse diariamente durante un período prolongado de tiempo.

El Ajo Como Antibiótico

Comer ajo es bueno para ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a resistir las infecciones. Si bien el ajo no es tan fuerte como los antibióticos modernos, se cree que mata algunas cepas de bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos.

Los estudios han demostrado que el ajo trata las infecciones por hongos y puede matar muchos de los virus responsables de los resfriados y la gripe.

Si bien el consumo diario de ajo fue una vez altamente recomendado para personas con VIH, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) informaron en 2002 que los suplementos de ajo redujeron en gran medida los niveles de saquinavir, un inhibidor de la proteasa del VIH, en la sangre de los pacientes.

 El NIH comenzó a advertir a los pacientes que usaban ajo para controlar los niveles de colesterol que también usaban saquinavir o terapias combinadas, ya que el ajo podría interferir con su efectividad.

Los médicos modernos han estado reconsiderando las causas de muchas enfermedades. Han descubierto que las bacterias y los virus pueden ser la causa de enfermedades que antes no se pensaban que fueran causadas por infecciones.

Esto incluye úlceras gástricas, colitis y sarcoma de Kaposi. El ajo puede ser útil en el tratamiento o prevención de estos debido a sus propiedades antimicrobianas.

El Ajo Como Insecticida

Parece que amas el ajo o lo detestas. Los insectos parecen tener la misma reacción. No parece molestar a algunos de ellos, pero para otros, el ajo es tan repelente como para un vampiro.

Controlar las plagas del jardín con ajo es un control no tóxico y de bajo costo y se puede hacer de manera bastante simple.

Uso del ajo para el control de plagas, hay un par de formas de usar el ajo como control de plagas. Lo más común es hacer un spray de ajo para las plagas.

Entre los ejemplos de algunos de los insectos no deseados que se pueden controlar con un aerosol de ajo se incluyen: áfidos, hormigas, escarabajos, orugas, orugas, gusanos militares, babosas, termitas, moscas blancas de materia orgánica incorporada en ella.

Por supuesto, puede comprar un aerosol de ajo que viene en un conveniente pulverizador atomizador y generalmente se mezcla con otros productos naturales como el aceite de eucalipto, jabón de potasio o piretro, pero hacer su propio aerosol es un proyecto menos costoso y muy simple para controlar plagas con ajo.

¿ Cómo Hacer un Spray de Ajo Para las Plagas ?

Hay muchas recetas en Internet, pero la receta básica para un aerosol de ajo es la siguiente: Primero, haga un extracto concentrado de ajo.

Triture cuatro o cinco dientes de ajo en un procesador de alimentos, licuadora o con un mortero y una maja. Agregue a esto, un cuarto de agua y cuatro o cinco gotas de jabón para lavar platos, preferiblemente un jabón natural y biodegradable.

Cuela la mezcla a través de una gasa dos veces para eliminar cualquier trozo de ajo que pueda obstruir la botella de spray. Guarde el ajo concentrado en un frasco de vidrio con tapa hermética.

Para hacer el spray de ajo, simplemente diluya su concentrado con 2 ½ tazas de agua, viértalo en una botella rociadora o rociador a presión y estará listo para hacer algún daño.

Tenga en cuenta que este pesticida natural no durará para siempre.

Es mejor usarlo poco después de la preparación, ya que la mezcla perderá su potencia con el tiempo. Para aplicar el aerosol de ajo, rocíe la planta una vez por semana para protegerse contra las plagas o dos veces por semana si llueve en abundancia.

No rocíe cuando se acerca el momento de la cosecha a menos que desee que su lechuga tenga un sabor a ajo. Además, el aerosol de ajo es un pesticida de amplio espectro, por lo que solo rocíe las partes de las plantas que están infestadas para que disminuya el riesgo de dañar a los insectos beneficiosos.

Otra forma de usar el ajo para el control de plagas es intercalarlo. Eso solo significa plantar ajo entre otros cultivos. Si bien el ajo hace un excelente trabajo al repeler las plagas en muchas plantas, evite plantar cerca de legumbres, guisantes y papas.

El Ajo Como Planta Medicinal

A continuación, se presentan ejemplos de algunos estudios científicos publicados en revistas académicas revisadas por pares sobre los beneficios terapéuticos (o no) del ajo, para determinar sus poderes curativos.

Riesgo de Cáncer de Pulmón

Las personas que comieron ajo crudo al menos dos veces por semana durante el período de estudio de 7 años tenían un riesgo 44 por ciento menor de desarrollar cáncer de pulmón, según un estudio realizado en el Centro Provincial de Control y Prevención de Enfermedades de Jiangsu en China.

Los investigadores, que publicaron su estudio en la revista Cancer Prevention Research, realizaron entrevistas personales con 1.424 pacientes con cáncer de pulmón y 4.543 personas sanas. Se les preguntó sobre su dieta y estilo de vida, incluidas preguntas sobre fumar y con qué frecuencia comían ajo.

Los autores del estudio escribieron: “Se ha observado una asociación protectora entre la ingesta de ajo crudo y cáncer de pulmón con un patrón de dosis-respuesta, lo que sugiere que el ajo podría servir como un agente quimiopreventivo para el cáncer de pulmón”.

Cáncer de Cerebro

Los compuestos organo-azufrados encontrados en el ajo se han identificado como efectivos para destruir las células en los glioblastomas, un tipo de tumor cerebral mortal.

Los científicos de la Universidad Médica de Carolina del Sur informaron en la revista Cancer que tres compuestos organosulfurados puros del ajo, DAS, DADS y DATS, “demostraron eficacia en la erradicación de las células cancerosas del cerebro, pero DATS demostró ser el más efectivo”.

El coautor, Ray Swapan, Ph.D., dijo: “Esta investigación destaca la gran promesa de los compuestos de origen vegetal como medicina natural para controlar el crecimiento maligno de las células tumorales cerebrales humanas.

Se necesitan más estudios en modelos animales de tumores cerebrales antes aplicación de esta estrategia terapéutica a pacientes con tumor cerebral “.

Artrosis de Cadera

Las mujeres cuyas dietas eran ricas en verduras allium tenían niveles más bajos de osteoartritis, informó un equipo del King’s College de Londres y la Universidad de East Anglia, ambos en Inglaterra, en la revista BMC Musculokeletal Disorders. Ejemplos de verduras allium incluyen ajo, puerros, chalotes, cebollas y rakkyo.

Los autores del estudio dijeron que sus hallazgos no solo resaltaron el posible impacto de la dieta en los resultados de la osteoartritis, sino que también demostraron el potencial para usar compuestos que existen en el ajo para desarrollar tratamientos para la enfermedad.

El estudio a largo plazo, en el que participaron más de 1,000 gemelas sanas, descubrió que aquellos cuyos hábitos alimenticios incluían muchas frutas y verduras, “particularmente alliums como el ajo”, tenían menos signos de osteoartritis temprana en la articulación de la cadera.

Potencialmente un Antibiótico Poderoso

El sulfuro de dialilo, un compuesto en ajo, fue 100 veces más efectivo que dos antibióticos populares para combatir la bacteria Campylobacter, según un estudio publicado en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy.

La bacteria Campylobacter es una de las causas más comunes de infecciones intestinales.

El autor principal, el Dr. Xiaonan Lu, de la Universidad Estatal de Washington, dijo: “Este trabajo es muy emocionante para mí porque muestra que este compuesto tiene el potencial de reducir las bacterias que causan enfermedades en el medio ambiente y en nuestro suministro de alimentos”.

Protección del Corazón

El ajo puede contener productos químicos protectores del corazón.

El trisulfuro de dialilo, un componente del aceite de ajo, ayuda a proteger el corazón durante la cirugía cardíaca y después de un ataque cardíaco, encontraron investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory.

También creen que el dialil trisulfuro podría usarse como tratamiento para la insuficiencia cardíaca.

Se ha demostrado que el gas sulfuro de hidrógeno protege al corazón del daño.

Sin embargo, es un compuesto volátil y difícil de administrar como terapia.

Debido a esto, los científicos decidieron enfocarse en el dialisil trisulfuro, un componente de aceite de ajo, como una forma más segura de entregar los beneficios del sulfuro de hidrógeno al corazón.

En experimentos con ratones de laboratorio, el equipo descubrió que, después de un ataque cardíaco, los ratones que habían recibido sulfuro de dialilo tenían un 61 por ciento menos de daño cardíaco en el área de riesgo, en comparación con los ratones no tratados.

En otro estudio, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los científicos descubrieron que el aceite de ajo puede ayudar a proteger a los pacientes con diabetes de la miocardiopatía.

La miocardiopatía es la principal causa de muerte entre los pacientes con diabetes. Es una enfermedad crónica del miocardio (músculo cardíaco), que está anormalmente engrosada, agrandada y / o rígida.

El equipo alimentó ratas de laboratorio diabéticas con aceite de ajo o aceite de maíz. Aquellos alimentados con aceite de ajo experimentaron significativamente más cambios asociados con la protección contra el daño cardíaco, en comparación con los animales alimentados con aceite de maíz.

Los autores del estudio escribieron: “En conclusión, el aceite de ajo posee un potencial significativo para proteger los corazones de la miocardiopatía inducida por la diabetes”.

Será necesario realizar estudios en humanos para confirmar los resultados de este estudio.

Colesterol Alto y Presión Arterial Alta

Investigadores de la Universidad de Ankara investigaron los efectos de la suplementación con extracto de ajo en el perfil de lípidos (grasas) en la sangre de pacientes con colesterol alto en la sangre. Su estudio fue publicado en el Journal of Nutritional Bioquímica

En el estudio participaron 23 voluntarios, todos con colesterol alto; 13 de ellos también tenían presión arterial alta. Se dividieron en dos grupos:

El grupo normotensivo de colesterol alto (presión arterial normal).

El grupo hipertensivo con colesterol alto (presión arterial alta).

Tomaron suplementos de extracto de ajo durante 4 meses y se revisaron regularmente los parámetros de lípidos en la sangre, así como la función renal y hepática.

Al final de los 4 meses, los investigadores concluyeron que “… la suplementación con extracto de ajo mejora el perfil de lípidos en la sangre, fortalece el potencial antioxidante de la sangre y causa reducciones significativas en la presión sanguínea sistólica y diastólica.

También conduce a una disminución en el nivel de oxidación producto (MDA) en las muestras de sangre, que demuestra reacciones de oxidación reducidas en el cuerpo “.

En otras palabras, los suplementos de extracto de ajo redujeron los niveles altos de colesterol y también la presión arterial en los pacientes con hipertensión. Los científicos agregaron que el suyo era un estudio pequeño: se necesita más trabajo.

Cancer de Prostata

Los médicos del Departamento de Urología del Hospital de Amistad China-Japón, Beijing, China, llevaron a cabo un estudio para evaluar la relación entre el consumo de vegetales Allium y el riesgo de cáncer de próstata.

Reunieron y analizaron los estudios publicados hasta mayo de 2013 e informaron sus hallazgos en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention.

Los autores del estudio concluyeron que “las verduras Allium, especialmente la ingesta de ajo, están relacionadas con un menor riesgo de cáncer de próstata”.

El equipo también comentó que debido a que no hay muchos estudios relevantes, se deben realizar más estudios prospectivos bien diseñados para confirmar sus hallazgos.

Lesión Hepática Inducida por Alcohol

La lesión hepática inducida por el alcohol es causada por el consumo excesivo a largo plazo de bebidas alcohólicas.

Los científicos del Instituto de Toxicología, Escuela de Salud Pública, Universidad de Shandong, China, querían determinar si el disulfuro de dialilo (DADS), un compuesto organosulfurado derivado del ajo, podría tener efectos protectores contra el estrés oxidativo inducido por el etanol.

Su estudio fue publicado en Biochimica et Biophysica Acta.

Los investigadores concluyeron que DADS podría ayudar a proteger contra la lesión hepática inducida por etanol.

Parto Prematuro 

Las infecciones microbianas durante el embarazo aumentan el riesgo de parto prematuro de una mujer. Los científicos de la División de Epidemiología, Instituto Noruego de Salud Pública, estudiaron qué impacto podrían tener los alimentos sobre las infecciones antimicrobianas y el riesgo de parto prematuro.

El estudio y sus hallazgos fueron publicados en el Journal of Nutrition.

Ronny Myhre y sus colegas se concentraron en los efectos de Alliums y frutas secas, porque una búsqueda en la literatura identificó estos dos alimentos como la mayor promesa para reducir el riesgo de parto prematuro.

El equipo investigó la ingesta de frutas secas y Alliums entre 18.888 mujeres de la cohorte noruega de madres e hijos, de las cuales el 5 por ciento (950) se sometió a PTD espontánea (parto prematuro).

Los autores del estudio concluyeron: “La ingesta de alimentos con compuestos antimicrobianos y prebióticos puede ser importante para reducir el riesgo de PTD espontánea. En particular, el ajo se asoció con un riesgo general más bajo de PTD espontáneo”.

Ajo y el Resfriado Común

Un equipo de investigadores de la Residencia de Medicina Familiar de St. Joseph, Indiana, realizó un estudio titulado “Tratamiento del resfriado común en niños y adultos”, publicado en American Family Physician.

Informaron que “el uso profiláctico del ajo puede disminuir la frecuencia de los resfriados en adultos, pero no tiene ningún efecto sobre la duración de los síntomas”. El uso profiláctico significa usarlo regularmente para prevenir enfermedades.

Aunque hay algunas investigaciones que sugieren que el ajo crudo tiene la mayoría de los beneficios, otros estudios han analizado la ingesta general de allium, tanto cruda como cocida, y han encontrado beneficios. Por lo tanto, puede disfrutar del ajo de diversas maneras para aprovechar sus ventajas.

¿ Cómo Consumir el Ajo ?

Cinco maneras fáciles de comer ajo crudo:

  1. En Cuchara: este es bastante obvio, pero muchas personas simplemente lo cortan, lo ponen en una cuchara y comen esa dosis diaria de poder de ajo crudo. No todos pueden manejar el sabor crudo, pero si puede, esta es una excelente manera de comer ajo crudo y puede evitar el aliento de ajo durante el día comiendo su ajo diario por la noche antes de acostarse.
  1. Salsa: agregar ajo picado a la salsa es muy fácil y el sabor complementa muchas salsas diferentes, especialmente las más picantes. Cortar o cortar un diente según sea necesario es el camino a seguir, ya que obtendrá menos empuje si prepara un lote grande por adelantado y lo deja reposar durante días.
  1. Pesto: el ajo y el pesto van de la mano, por lo que esta es una opción natural. Si no le gusta hacer su propio pesto, simplemente puede usar el pesto comprado en la tienda y cortar un diente y mezclarlo. La clave es no calentar / cocinar el ajo y usarlo rápidamente después de picarlo o picarlo, con el ajuste de pesto La factura perfectamente.
  1. Ensalada: se pueden agregar rodajas finas de ajo directamente a las ensaladas o se puede picar finamente y mezclar con el aderezo para ensalada antes de ponerlo en la ensalada. El ajo combina bien con el aderezo Ranch y con las vinagretas, pero definitivamente puedes usar tu imaginación aquí.
  1. Tostadas: querrás picar o triturar tu ajo y luego untarlo en una tostada después de que se haya tostado. Tostar el pan de ajo en sí no es tan útil desde una perspectiva de salud, ya que el calor de la tostación puede reducir el impacto de la alicina. Una técnica popular es picar el ajo y mezclarlo con mantequilla, untando esa bondad saludable y sabrosa en las tostadas y comiendo ajo crudo en su forma más saludable.

¿ Cómo Hacer Salsa de Ajo ?

  • Salsa de Ajo
  • Ingredientes
  • 4 tazas de aceite de girasol, aceite de aguacate o aceite de canola, refrigerado
  • 1/2 taza de dientes de ajo pelados
  • 1/2 taza de jugo de limón dividido
  • 1/2 taza de agua helada dividida
  • 1 3/4 cucharadita de sal

Información Nutricional: Suponiendo que la receta produce aproximadamente 5 tazas (nunca es exactamente la misma cantidad de un lote a otro), terminará con alrededor de 80 cucharadas de salsa.

El tamaño de la porción es de aproximadamente 2 cucharadas por porción, lo que equivale a 196 calorías por porción.

Instrucciones

  • Antes de comenzar, coloque el aceite en el congelador o refrigerador para que esté frío, pero aún líquido. Mientras el aceite se enfría, retire los extremos de los dientes de ajo, divídalos por la mitad y elimine las capas verdes del interior.
  • En un procesador de alimentos, combine dientes de ajo, sal, 1/4 taza de jugo de limón y 1/4 taza de agua helada.
  • Ajo y agua en procesador de alimentos.
  • Procese hasta que quede suave, luego pare y raspe los lados del procesador de alimentos con una espátula.
  • Vuelva a encender el procesador de alimentos y rocíe el aceite enfriado por la parte superior lo más lentamente posible, una taza a la vez.
  • Si no tiene una mano firme, le sugiero que ponga el aceite en una botella exprimible y lo rocíe de esa manera. Después de cada taza de aceite, agregue 1 cucharada de jugo de limón y agua fría.
  • Raspe los lados del procesador de alimentos según sea necesario. Asegúrese de que su procesador no se caliente demasiado, ya que esto puede hacer que su salsa se separe.
  • Solo agregue aceite hasta que haya alcanzado la textura que desea; es posible que solo necesite 3 1/2 tazas para lograr la textura adecuada. El resultado final debe parecerse a una mayonesa suave.
  • Esta receta hace aproximadamente 5 tazas de salsa, una porción se calcula como aproximadamente 2 cucharadas. Guarde toum en un recipiente hermético en el refrigerador.
  • Esta receta es un lote bastante grande, pero debe durar hasta 4 semanas y se puede usar en muchas cosas. Estarás feliz de tener más. ¡Disfrutar!

¿ Cómo Hacer Pan con Ajo ?

El ajo fresco picado es clave para estas rebanadas crujientes llenas de sabor.

Ingredientes

  • 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 3 a 4 dientes de ajo picados
  • 1 hogaza (1 libra) de pan francés, reducido a la mitad a lo largo
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado

Direcciones

En un tazón pequeño, combine la mantequilla y el ajo. Cepille sobre los lados cortados del pan; espolvorear con perejil. Coloque, con el lado cortado hacia arriba, sobre una bandeja para hornear.

Hornee a 350 ° durante 8 minutos. Ase a la parrilla de 4 a 6 pulgadas del fuego durante 2 minutos o hasta que estén doradas. Cortar en 2 pulgadas. rodajas Servir tibio.

Información Nutricional

1 pieza: 258 calorías, 13 g de grasa (7 g de grasa saturada), 31 mg de colesterol, 462 mg de sodio, 30 g de carbohidratos (1 g de azúcares, 2 g de fibra), 5 g de proteína.

¿ Cómo Hacer Ajo Negro ?

El ajo negro se puede encontrar en los menús en todas partes, pero este ingrediente único no es nada nuevo. Se ha utilizado con fines de sabor y medicinales y en una variedad de cocinas asiáticas durante siglos.

El ajo negro es, simplemente, el producto del envejecimiento de los bulbos de ajo regulares en el transcurso de semanas o meses. Requiere temperatura y humedad estrictamente reguladas para lograr su consistencia adhesiva.

Con un sabor más suave, similar a la melaza, es una opción más delicada que el bulbo crudo. También ha agregado beneficios para la salud, incluyendo el doble de la cantidad de antioxidantes que en su forma regular.

Es versátil y se puede cambiar por ajo normal en la mayoría de las recetas. Es una hermosa adición a cualquier plato de queso, bruschetta, platos de pollo o incluso como adorno de pizza. También le da ese extra a una vinagreta casera.

Tenga en cuenta que tiene un sabor más suave, por lo que recomendamos, como siempre, probarlo mientras agrega.

El proceso de hacer ajo negro es menos difícil que largo. Puede envejecer hasta 60 días, pero estará listo para usar después de tres semanas.

Hay bastantes métodos de bricolaje. Si planea hacer ajo negro con frecuencia, la compra de una caja de fermentación puede ser una gran inversión.

Sin embargo, el mejor enfoque sin utensilios de cocina adicionales es envejecer sus bombillas en una olla de cocción lenta o arrocera. El proceso es fácil, pero requiere paciencia para lograr ese resultado súper dulce.

Como advertencia adicional, tendrá ese delicioso olor a ajo flotando en su cocina durante todo el proceso de cocción. Así que prepárate para que tu estómago se queje.

Ingredientes

  • 6 a 7 enteros (bulbos de ajo sin pelar)

Pasos para hacerlo

  • Reúne los ingredientes.
  • Elimine la suciedad de los bulbos de ajo frotando los bulbos suavemente con el lado áspero de una esponja limpia y sin usar. No retire los dientes de la bombilla y no lave ni humedezca las bombillas ya que esto interrumpirá el proceso de envejecimiento.
  • Ponga su olla de cocción lenta o arrocera a templada (no baja). El ajuste cálido proporciona la temperatura y la humedad adecuadas para el envejecimiento sin cocinar. Nota: aunque el ajo no se esté cocinando, habrá un fuerte olor a ajo durante todo el proceso.
  • Coloque los bulbos enteros de ajo pelado y sin pelar en la olla. No sobrecargue las bombillas. Deje suficiente espacio entre las bombillas para que no se toquen.
  • Permita que los bulbos se asienten sin interrupciones en la configuración “cálida” hasta que los dientes estén suaves y negros (2 a 3 semanas). Verifique la olla de cocción lenta ocasionalmente para asegurarse de que la configuración todavía esté en “caliente”, no “baja” y que no se haya apagado.
  • Cuando esté listo, guarde los bulbos enteros en un recipiente hermético por hasta 3 meses. Exprima los dientes, según sea necesario.

¿ Cómo Plantar o Sembrar Ajo ?

El ajo es uno de los cultivos más fáciles que puedes cultivar. En la mayoría de las regiones del país, el ajo se planta en otoño. En ese momento, muchos cultivos de verano ya se han cosechado, dejando un poco de espacio libre en el jardín.

Solo recuerde que el lecho de ajo no estará disponible para otro tipo de cultivo hasta finales del próximo verano, cuando es hora de cosechar el ajo que plantó el otoño anterior.

Elegir qué tipo de ajo plantar

Si está replantando ajo de su propio caldo, elija las cabezas más grandes y mejores de la cosecha del verano. Si compra, busque ajo vendido específicamente para plantar. El ajo de la sección de productos en el supermercado puede haber sido tratado con un inhibidor de brotes para evitar que crezca.

Hay varios tipos de ajo

Las variedades de ajo de cuello duro producen un tallo rígido que crece en el centro del bulbo. En comparación con las variedades de cuello blando, tienden a tener un sabor más intenso, con más variación en el sabor entre las variedades.

También son más resistentes, lo que los convierte en una buena opción para regiones con inviernos muy fríos. Una vez cosechados, los bulbos tienen una vida útil algo más corta que las variedades de cuello blando.

Las variedades de ajo de cuello blando no producen un tallo central rígido. Esta lista del tipo de ajo que encontrarás en la mayoría de los supermercados. Tiene un sabor relativamente suave.

El ajo de cuello blando es la mejor opción para las regiones con inviernos suaves, y es el tipo de cultivo si quieres hacer trenzas de ajo.

El ajo de elefante se asemeja a una cabeza de ajo gigante y, de hecho, pertenece al mismo género, Allium. Sin embargo, no es un ajo “verdadero” sino que está más estrechamente relacionado con el puerro.

Seis Pasos Para Plantar Ajo

  • Planee plantar ajo en otoño alrededor de cuatro a seis semanas antes de que el suelo se congele.
  • Prepare el suelo aflojándolo a una profundidad de al menos 8 “y mezcle un poco de fertilizante orgánico granular de liberación lenta.
  • Justo antes de plantar, rompa las cabezas de ajo en dientes individuales, dejando la mayor parte de la cubierta de papel en cada diente intacta como sea posible.
  • Plante clavos de 3 “a 4” de profundidad, orientándolos para que los extremos puntiagudos queden boca arriba.
  • Riegue suavemente para asentar el suelo y luego cubra la cama con una capa de paja de 4 “a 6”. Aun cuando la temperatura del aire baje, el suelo se mantendrá lo suficientemente cálido como para que los dientes recién plantados establezcan raíces antes de que el suelo se congele.
  • A veces verás que se forman algunos brotes verdes en otoño; eso está bien y no dañará las plantas. Comenzarán a crecer en serio en primavera.
  • La próxima primavera y verano, mantén la cama desmalezada y regada.
  • Determinar cuándo el ajo está listo para cosechar es una de las partes más difíciles de cultivarlo. Si cosecha demasiado pronto, los dientes serán pequeños y poco desarrollados (ciertamente utilizables, pero no tan grandes y gruesos como sea posible).
  • Si espera demasiado, ya que las cabezas se secan, los clavos comenzarán a separarse y la cabeza no estará apretada y firme (tampoco es un desastre, pero los clavos serán más vulnerables a la descomposición y al secado, por lo que no se almacenarán). tan largo).

Otros Temas de Estudio en Alfapedia

COSAS DE CASA

COSAS DE COCHES al Mejor Precio

EL DESARROLLO PERSONAL, PROFESIONAL Y EMOCIONAL. ENCUENTRA APOYO Y CONTENIDO COMPLETAMENTE GRATUITO

ROPAS, CALZADOS y ACCESORIOS Para Uso Personal

EQUIPOS y MATERIALES para COMERCIO e INDUSTRIA

Las Más Baratas HERRAMIENTAS  del Mercado ONLINE

Información Para PROYECTOS RESIDENCIALES, COMERCIALES e INDUSTRIALES

DECORACIÓN y BRICOLAJE

INFORMACIÓN TÉCNICA sobre MATERIALES y HERRAMIENTAS

Imagen, Foto o Dibujo del Ajo

No Olvides Visitar ALFAPEDIA, la Mayor Página Informativa Para Compras Inteligentes

Summary
AJO
Article Name
AJO
Description
El Ajo en Ayunas y Para Adelgazar. El Ajo Frito, Blanco, Negro, con Miel, Chino y Japonés. Sus Contraindicaciones, Nombre Científico, Recetas y Cultivo.
Author