Saltar al contenido
ALPHAPEDIA

DIOS BALDER o BALDR: El Más Amado por los Dioses

Significado del Dios Balder

Es dios Baldr, en la mitología nórdica, es el dios de la sabiduría y la justicia.

El dios Baldr y su nombre fueron identificados provenientes del nórdico antiguo con Baldere del alto alemán antiguo, también de Palter (teónimo, Bavaria), Paltar (nombre personal) y con el inglés antiguo bealdor, baldor “señor, príncipe, rey”

Siendo usándo siempre el genitivo plural, como en gúmena, baldor “señor de hombres”, wigena, baldor “señor de guerreros”.

¿ Quién es el Dios Balder o Baldr?

El dios Baldr, o Balder, Baldere, Baldur, entre otros nombres; es una Deidad de la mitología nórdica, asociado a las antiguas creencias acerca de los dioses y la creación del mundo que mantenían las antiguas civilizaciones del norte de Europa e Islandia.

Baldr es el más amado de los dioses. Es hijo del dios de la mitología nórdica y jefe y rey de los dioses, Odín. Su madre, es la diosa Frigg, diosa del cielo y la reina de los Aesir.

Baldr era dios predilecto, el favorito por más dulce hermoso y complaciente con los hombres, era el dios más venerado por los humanos y el favorito de sus padres.

Baldr tiene un hermano gemelo llamado Hord, el dios de la oscuridad, el cual desafortunadamente nace ciego. Ambos son dioses príncipes, herederos del trono de su padre, el rey dios Odín.

La prosa Edda lo describe como el mejor, y todos lo alaban; Él es tan bueno de características, y tan brillante, que la luz brilla de él. Una cierta hierba es tan blanca que se compara con la frente de Baldr; De todas las hierbas, es la más blanca, y por ella puedes juzgar su justicia, tanto en el cabello como en el cuerpo.

Él es el más sabio de los Æsir, y el más amable y gentil; y esa cualidad le asiste, para que nadie contradiga sus juicios.

Con cabellos de color blanco, asemejado al blanco prístino, y con capacidades físicas excepcionales,

Atributos del Dios Baldr

En Gylfaginning, Snorri narra que Baldr tenía el barco más grande, llamado Hringhorni

Hringhorni

Es un barco de la mitología nórdica, perteneciente al dios de la justicia y la sabiduría Baldr. Se dice que esta nave era la más grande y esplendida jamas vista en todo Asgard y Mignard.

Breidablik

Este es el nombre que recibe su palacio. Es su morada celeste y se encuentra en el cielo, se dice que era un lugar sumamente hermoso y limpio.

Sus techos plateados reflejaban la luz del sol, produciendo resplandor y haciendo que el palacio brillara y pudiera ser apreciado desde lejos. Lugar donde nada maligno o sucio podía entrar.

Poder del Dios Balder

Su poder principal es la justicia. Es una cualidad que lo hace merecedor del aprecio de los dioses del Partenón nórdico y los humanos de Midgard.

Otro poder principal del dios Baldr es su sabiduría, en la prosa Edda, se describe como el dios más sabio de todos los Aesir.

Historia del Dios Balder o Baldr

Baldr, hijo de Odín, y el más gentil y amado de los dioses, sufrió pesadillas. El Æsir, en consejo, no pudo desentrañar los sueños de Baldr.

Odín temiendo que ese hecho significara que la prosperidad de los dioses hubiese llegado a su fin, buscó la respuesta en otro lugar. Monto su caballo, Sleipnir y cabalgó hacia el Niflheim, donde el perro de Hel acudió a su encuentro; mientras el gran dios avanzaba, la tierra temblaba bajo de él.

Llegó a la morada de Hel, el reino de los muertos, para consultar a una vidente. Odín usó sus poderes para levantar a la vidente de entre los muertos y le hizo cuatro preguntas, y se enteró de que Höðr mataría a Baldr con una rama fatal y que Váli se vengaría de Höðr.

Con la cuarta pregunta, la vidente reconoció a su interrogador y se negó a responder más. Odín regresó a Ásgarð con un corazón pesado.

Los dioses y diosas pensaron en todas las cosas que podrían dañar a Baldr. Su madre, Frigg, viajó por los nueve mundos y convenció a todos y todas a jurar que no harían daño a Baldr.

Los dioses hicieron deporte al probar la nueva seguridad de Baldr y en sus reuniones tomaron la costumbre de pedirle a Baldr que les sirviera de objetivo, así unos le lanzaban piedras, otros dardos, mientras que otros le cortaban con sus sables, sus hachas de batalla y otros golpeaban con sus mazos.

Le hicieran lo que le hicieran, nadie podía hacerle daño a Baldr, lo que todos consideraban un gran honor para el dios. Loki tenía envidia de Baldr, él se sintió muy molesto porque Baldr no recibía ninguna herida.

Con la forma de una anciana, se encaminó a Fensal, la morada de Frigg. Allí supo por Frigg que se había perdido una cosa: el pequeño e inofensivo arbusto de muérdago. Era sólo un pequeño arbusto que crecía sobre el lado oriental del Valhal.

El muérdago, no había realizado el juramento ya que era demasiado joven y débil para exigírselo.

En cuanto Loki tuvo conocimiento de esto, se marchó.  Loki encontró un arbusto de muérdago, y tras recobrar su forma primitiva tomó el arbusto y lo arrancó del suelo y convirtió una rama en un dardo afilado, para luego regresar al lugar donde estaban reunidos los dioses.

Al regresar a la compañía de los dioses, Loki los encontró lanzando misiles contra Baldr en el deporte. A un lado estaba Höðr, el hermano ciego de Baldr, que se mantenía alejado sin tomar parte en el juego.

Loki se dirigió a Höðr y le preguntó por qué él no estaba participando en el deporte. A lo que Höðr respondió que no podía ver al dios para dispararle, ya que él era ciego.

Loki le dijo que intentara, que tirara algo sobre Baldr que él lo ayudaría. Höðr dijo que no tenía dardo ni otra cosa para tirarle, por esta razón tampoco podía lanzarle nada.

El dios del engaño Loki insistió y le entregó el tallo del muérdago y le indicó dónde se encontraba el dios, este le pidió que se lo lanzara, Höðr lo tomó y conducido por Loki, se lo lanzó a Baldr.

El dardo voló por el pasillo y golpeó a Baldr atravesándolo de parte a parte, y el dios de la justicia y la sabiduría cayó de bruces inanimado al suelo. Él estaba muerto.

Cuando cayó Balder, el dolor de los Æsir no tenía fondo, los dioses se quedaron sin voz, su silencio era ensordecedor, estaban paralizados de horror, luego se miraron unos a otros;

Sabían quién era el responsable de la muerte de Baldr, todos estaban de acuerdo en querer apoderarse de quien había realizado la acción; pero, por respeto a la santidad del lugar donde se hallaban reunidos, debieron posponer su venganza. Höðr no podía ver su temible mirada, y Loki no podía resistirla. Él huyó.

Las diosas comenzaron a gemir y llorar. Odín fue el más afectado, ya que solo él conocía la magnitud de la pérdida que habían sufrido, el dolor y la pena que seguirían a la muerte de su hijo.

El Æsir no tenía ninguna duda de que la giganta era Loki disfrazada, buscando en su maldad mantener a Baldr con Hel. El código de conducta nórdico requería que Odín vengue la muerte de su hijo Baldr. Usando trucos y magia contra una Rind no dispuesta, Odín engendró con ella un hijo llamado Váli.

El bebé creció rápidamente desde el primer momento de su nacimiento. En la primera noche de su vida, incluso antes de haberse peinado o lavado las manos, Váli se acercó a Ásgarð y mató a Höðr con una flecha.

El dios rey entendía que la muerte de su hijo Baldr era el comienzo de los eventos que se traduciría más adelante como el fin o como la caída de los dioses en el ragnarok.

Cuando los dioses se hubieron calmado un poco, Frigg les preguntó que quién, entre ellos, conquistaría su gratitud eterna y todo su amor yéndose a caballo al mundo inferior, para tratar de encontrar a Balder, para ofrecer un rescate a Hel, y que ésta permitiera que Balder volviera a Asgard.

Todos se ofrecieron, pero al final, la tarea le fue encomendada a Hermóðr, otro de los hijos de Odín. Este dios fue quien emprendió el viaje montando en el caballo de ocho patas de su padre Odín, quien lo puso a disposición de inmediato, llamado Sleipnir.

El resto de los dioses tomaron el cadáver de Balder y lo llevaron al mar, al lugar donde estaba su nave, Ringhorn, la más esplendorosa nave de todas las que había en el puerto, cuando quisieron botar la nave, para así construir la pira funeraria del dios les fue imposible hacerla cambiar de sitio.

Para poder mover la nave llamaron a Hyrroken, esta era una gigante que con un solo impulso puso la nave a flote; pero el movimiento fue tan violento, que unas chispas surgieron de los rollos que había encima y toda la tierra tembló.

Thor al ver esto, se enfureció y cogiendo su martillo intentó destrozar el cráneo de la mujer, lo que hubiera conseguido si el resto de los dioses no hubieran intercedido por ella.

Mientras tanto, el cuerpo de Baldr fue transportado a bordo del navío sobre la pira funeraria y depositado en una pira funeraria construida allí, dentro de su nave Hringhorni. La esposa de Baldr, Nanna, murió en el lugar a causa de la pena, y ella también fue echada en la pira.

Thor el poderoso dios del trueno, estaba detrás de la pira y la consagró con su martillo Mjöllnir.

El caballo de Baldr ricamente adornado, fue asesinado y puesto junto a él. Odín se quitó su mágico brazalete dorado, Draupnir, uno de los grandes tesoros de los dioses, y lo puso en el brazo de Baldr. Al hacerlo, se inclinó y le susurró al oído de su hijo muerto.

Este, de hecho, es según un acertijo clave, ya que supuestamente era una de las preguntas sin respuesta que Odín hizo cuando se disfrazó del gigante Vafthrudnir y viajó al inframundo en busca de respuestas.

La pira se encendió y el barco se hundió en el mar. Baldr fue incinerado ceremonialmente en su propio barco. El enano Litr quien degustaba a los pies del dios Thor, fue pateado por este hacia el fuego del funeral y fue quemado vivo.

Muchas personas acudieron a la procesión funeraria de Balder. El rey de los dioses, Odín encabezaba la procesión, acompañado de Frigg, de las valquirias y de sus cuervos. Luego venía Frey en su carro, Heimdal cabalgaba a lomos de su caballo Goldtop, y Freya conducía su carro, tirado por unos gatos.

También había un gran número de gigantes del frío y de gigantes de las montañas.

El dios Baldr, hijo de Odín y heredero al trono de su padre, tuvo que permanecer en el inframundo, no emerger hasta después del Ragnarök, cuando él y su hermano Höðr se reconciliarían y gobernarían la nueva tierra junto con los hijos de Thor.

Mitos del Dios Balder

Los sueños proféticos sobre su muerte

Por ser uno de los dioses más envidiados por su belleza y talento, vivía atormentado puesto que tenía revelaciones a través de los sueños que le mostraban el peligro que lo acechaba.

Baldr tuvo sueños acerca de su propia muerte y su madre tuvo los mismos sueños. Ya que los sueños solían ser proféticos, esto lo deprimía, al igual que a su madre.

Estos sueños tenían una relación profética con respecto al curso de la vida de los dioses, o en realidad al destino de los dioses, ya que este sería el primero de una serie de eventos que vaticinaban el fin de los dioses del Partenón nórdico.

El intento de rescatar el Alma de Baldr

Luego de la petición de la diosa reina de las Aesir, Frigg.

Durante nueve noches, Hermóðr recorrió el camino oscuro hacia la tierra de los muertos hasta que llegó al puente Gjallarbrú o Bjallar, el cual que estaba cubierto de oro brillante sobre el río Gjöll. Allí estaba la doncella Móðguðr, ella era quien custodiaba el puente.

Ella notó que el puente crujía más bajo con Hermóðr que cuando cinco batallones de hombres muertos cruzaron el día anterior, y concluyó que Hermóðr todavía no estaba muerto.

Ella le preguntó su nombre y la misión que le llevaba hasta lugares tan inhóspitos, pregunto sobre lo que quería en realidad Hermóðr en la tierra de los muertos

El dios Hermóðr le contó que estaba buscando la morada de Hel para intentar rescatar a Balder, a lo que la joven respondió confirmando que el dios había pasado sobre el puente Bjallar antes. También le dijo que la ruta lleva a la morada de la muerte se encuentra más abajo y hacia el norte.

Hermóðr cabalgó hasta que llegó a las puertas prohibidas de la tierra de los muertos. Estimuló a Sleipnir, el caballo de su padre, y este saltó por completo sobre la puerta.

Allí desmontó y apretó las cinchas, volvió a subir a su caballo y le golpeó los flancos con sus dos espuelas, consiguiendo que el caballo atravesara la puerta en su galope desenfrenado y sin tocarla.

Hermóðr llegó a la sala de Hel, hija de Loki, y gobernante del reino de los muertos. El rostro y el cuerpo de Hel son los de una mujer hermosa, pero sus muslos y piernas son los de un cadáver, moteado y enmohecido.

Allí estaba su hermano Baldr junto con su esposa Nanna, ocupando el asiento más distinguido de la sala, y pasó la noche en su compañía. En la mañana siguiente, Hermóðr suplicó a Hel que dejara a Baldr volver a caballo a su patria, explicándole la pena que reinaba entre los dioses.

Hel estaba dispuesta a liberar a Baldr y que el dios podría volver a Asgard si realmente era tan amado como se decía, con la condición de que todas las cosas en el mundo, vivas o muertas, lloraran por él. Sin embargo, si alguna criatura se niega a llorar, entonces Baldr debe quedarse con Hel y nunca volver al Æsir.

Hermóðr se despidió de Hel y se despidió de Baldr y Nanna, quienes le dieron muchos regalos, incluido Draupnir, para que se los diera a los Æsir.

En el regreso de Hermóð a Ásgarð, el Æsir envió mensajeros a los nueve mundos. Todas las cosas realmente lloraron por Baldr: los hombres y las bestias, la piedra y el metal, en la forma en que estas cosas lloran cuando están cubiertas de escarcha y comienzan a descongelarse.

Los mensajeros del Æsir llegaron a una giganta sola en una cueva. Cuando le pidieron que llorara por Baldr, ella respondió: “Viva o muerta, el hijo del anciano no me ha servido de nada. Deje que Hel sostenga lo que ella tiene”. A pesar de los ruegos, la giganta no lloraría ni diría otra palabra.

Su muerte es vista como la primera en la cadena de eventos que finalmente conducirá a la destrucción de los dioses, lo que se conoce como el Ragnarök.

Hijos del Dios Balder

El dios Baldr, tuvo un hijo con la diosa Nanna, este fue llamado Forseti. Él es, después de su padre, el dios de la justicia y la reconciliación en la mitología nórdica.

Templos del Dios Baldr o Balder

A unos 10 kilómetros al norte de la ciudad noruega de Trondheim, en el sitio de Ranheim, Noruega.

Un descubrimiento fascinante está arrojando luz sobre la religión escandinava pre-cristiana y los primeros avances cristianos en Noruega.

Este hallazgo sumamente importante se denomina “sin paralelo”, “el primero de su tipo” y “único”, que se dice que fue “oculto deliberada y cuidadosamente”, de los cristianos invasores y destructivos. Costa de un “gudehovet” o “templo de dios”. Ocupado desde el siglo 6 o 5 a. C. hasta En el siglo X D.c.

En el sitio se evidencian muestras de signos de uso para el sacrificio de animales. Se dice que este recinto estaba dedicado al dios Bldr.

Haz Click en una de las Imágenes y tendrás Información sobre la Astrología y sus Signos Zodiacales

Haz Click en una de las Imágenes y Descubre la Historia Resumida de los Grandes Imperios de la Antiguedad

Tambien Encuentra Información sobre los Elementos Asociados a sus Mitológicas Vidas, haciendo Click en Alguna de las Siguientes Imágenes

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa

IMAGEN DE CHILE

CHILE

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Imágenes de Balder

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Summary
BALDER
Article Name
BALDER
Description
El Dios Mitológico Baldr. Descubre su Significado y Poderes. Los Hijos y Templos de esta Deidad de la Historia Nórdica.
Author