Saltar al contenido
ALPHAPEDIA

DIOS HUITZILOPOCHTLI: La Características de Esta Deidad Azteca. ¿ Quién es Esta Leyenda ?

Significado del Dios Huitzilopochtli

Huitzilopochtli, el dios colibrí

Huitzilopochtli (pron. Huit-zi-lo-pocht-li) o ‘Colibrí del Sur’ o ‘Colibrí Azul en la Izquierda’ fue una de las deidades más importantes en el panteón azteca y para la Méxica fue el dios supremo.

Era el dios del sol y la guerra, considerado el patrón de la capital azteca de Tenochtitlán y asociado con el oro, los guerreros y los gobernantes. Su nombre en el calendario era Ce Técpatl (1 pedernal) y su espíritu nagual o animal era el águila.

¿ Quién es el Dios Huitzilopochtli ?

A diferencia de muchas otras deidades aztecas, Huitzilopochtli no tiene equivalentes claros de las culturas mesoamericanas anteriores. En la mitología azteca, Huitzilopochtli era el hijo de Omecίhuatl y Ometecuhtli, respectivamente, los aspectos femenino y masculino del dios primordial andrógino Ometeotl.

En una versión alternativa, el dios es la descendencia de Coatlίcue, la diosa suprema de la tierra. Huitzilopochtli también fue considerado el hermano de esos otros grandes dioses mesoamericanos, Quetzalcoatl, Tezcatlipoca y Xipe Totec. La mayoría de las personas encuentran los colibríes de tamaño minúsculo lindo y suave. Podría pensar, entonces, que Huitzilopochtli, el dios azteca al que se hizo referencia como el “Colibrí del Sur”, sería amable y tranquilo.

En cambio, desmembró a su hermana y sus seguidores realizaron sacrificios humanos para complacerlo. Si esto parece una figura confusa y contrastante, eso se debe a que la historia de Huitzilopochtli es muy compleja, así que analicemos su mitología y cómo los Aztecas, un grupo indígena mexicano, lo adoraban.

¿ Qué Atributos tiene el Dios Huitzilopochtli ?

En su papel de guerrero, Huitzilopochtli era el sol. Su circuito celeste ha sido interpretado como el modelo que siguen todos los ciclos de vida; Los de hombres, épocas y épocas. Como habitante de la tierra, Huitzilopochtli era el águila del sol que devoraba la cola de una serpiente, emblema de la oscuridad.

A veces era un colibrí, el alma de un guerrero muerto, y podía ser una serpiente, símbolo de un pueblo que se asentaba en la tierra prometida. Como un ser nocturno, Huitzilopochtli apareció como un Tzitzimitl, una aparición esquelética aterradora.

Huitzilopochtli nació sosteniendo un escudo que se llama teueuelli, con una lanza azul y punta de lanza, y su cara fue pintada, y en su cabeza tenía un tocado hecho de plumas unidas y su pierna izquierda era delgada y con plumas y su muslo.

El Huitzilopochtli se retrata típicamente con una cara oscura, completamente armado, y sostiene un cetro con forma de serpiente y un “espejo humeante”, un disco del cual emerge uno o más fragmentos de humo.

Su cara y su cuerpo están pintados en franjas amarillas y azules, con una máscara de ojo negra con estrellas y una barra de punta turquesa.

Las plumas de colibrí cubrían el cuerpo de su estatua en el gran templo, junto con telas y joyas. En las imágenes pintadas, Huitzilopochtli lleva la cabeza de un colibrí atado a la parte posterior de su cabeza o como un casco; y lleva un escudo de mosaico turquesa o grupos de plumas de águila blanca.

Como símbolo representativo de Huitzilopochtli (y otros del panteón azteca), las plumas fueron un símbolo importante en la cultura mexica.

El uso de ellos era la prerrogativa de la nobleza que se adornaba con brillantes penachos y entraba en combate con capas de plumas. Las capas con plumas y las plumas se apostaban en juegos de azar y habilidad y se intercambiaban entre nobles aliados.

Los gobernantes aztecas mantenían aviarios y tiendas de tributos para los trabajadores de la pluma, específicamente empleados para producir objetos ornamentales.

¿ Cuál es el Poder del Dios Huitzilopochtli ?

Huitzilopochtli era robusto, fuerte, guerrero y un gran destructor de ciudades y hombres. En las guerras era como “fuego vivo”, y temible a sus adversarios.

Su emblema era de una “cabeza de dragón que escupía fuego por la boca” (xiuhcoatl). También podría transformarse en diferentes aves y bestias.

Historia del Dios Huitzilopochtli

En la religión azteca, Huitzilopochtli, una deidad mesoamericana de la guerra, el sol, el sacrificio humano y el patrón de la ciudad de Tenochtitlan. También fue el dios nacional de los mexicas de Tenochtitlan.

A pesar de la creencia generalizada, el nombre de Huitzilopochtli no parece significar “colibrí zurdo” como Nahuatl clásico “huītzilin” – “colibrí” modifica “opōchtli” – “lado izquierdo” en este compuesto en lugar de lo contrario; sigue habiendo mucho desacuerdo en cuanto al significado de este nombre.

La madre de Huitzilopochtli era Coatlicue, y su padre era una bola de plumas (o, alternativamente, Mixcoatl). Su hermana era Malinalxochitl, una hermosa hechicera, que también era su rival. Su mensajero o imitador era Paynal.

Huitzilopochtli fue el dios patrono de la tribu mexica. Originalmente, tenía poca importancia para los nahuas, pero después del ascenso de los aztecas, Tlacaelel reformó su religión y puso a Huitzilopochtli al mismo nivel que Quetzalcoatl, Tlaloc y Tezcatlipoca, convirtiéndolo en un dios solar.

A través de esto, Huitzilopochtli reemplazó a Nanahuatzin, el dios solar de la leyenda nahua.

Se dijo que Huitzilopochtli estaba en una lucha constante con la oscuridad y requería alimento en forma de sacrificios para asegurar que el sol sobreviviera al ciclo de 52 años, que era la base de muchos mitos mesoamericanos.

Si bien los relatos populares afirman que era necesario realizar un sacrificio diario, los sacrificios solo se realizaban en días festivos. Había 18 días festivos especialmente santos, y solo uno de ellos estaba dedicado a Huitzilopochtli.

Cada 52 años, los nahuas temían que el mundo terminara como las otras cuatro creaciones de sus leyendas. Bajo Tlacaelel, los aztecas creían que podían dar fuerza a Huitzilopochtli con sangre humana y, por lo tanto, posponer el fin del mundo, al menos durante otros 52 años.

El Gran Templo de Tenochtitlan fue dedicado a Huitzilopochtli y Tlaloc, el dios de la lluvia. El fraile dominico del siglo XVI, Diego Durán, escribió: “Estos dos dioses siempre debían estar juntos, ya que se les consideraba compañeros de igual poder”.

El Templo Mayor en realidad consistía en una plataforma piramidal, sobre la cual había templos gemelos. La del sur era de Huitzilopochtli, y la del norte era de Tlaloc.

Según Miguel León-Portilla, en esta nueva visión de Tlacaelel, los guerreros que murieron en la batalla y las mujeres que murieron durante el parto irían a servir a Huitzilopochtli en su palacio (en el sur o la izquierda).

De una descripción en el Códice florentino, Huitzilopochtli era tan brillante que las almas guerreras tenían que usar sus escudos para proteger sus ojos. Solo podían ver al dios a través de los agujeros de flecha en sus escudos, por lo que era el guerrero más valiente el que podía verlo mejor.

De vez en cuando, esos guerreros podrían regresar a la tierra como mariposas o colibríes.

En el libro El Calendario Mexicano y la Cronografía de Rafael Tena y publicado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, el autor entrega el último día del mes náhuatl de Panquetzaliztli como la fecha de la celebración del renacimiento del Señor Huitzilopochtli en parte superior de Coatepec.

9 de diciembre en el calendario juliano o 19 de diciembre en el calendario gregoriano.

Mitos Sobre el Dios Huitzilopochtli

Huitzilopochtli vengó el asesinato de su madre Coatlίcue (o en algunas versiones la salvó) cuando derrotó a sus hermanos en el 400 Centzonhuitznahuac y Centzonmimizcoa en el monte. Coatepec, la montaña de las serpientes.

De acuerdo con la leyenda, Coatluecue, mientras barría su sien, metió algunas plumas debajo de su pecho y con ellas quedó embarazada de Huitzilopochtli.

Sus hijos se indignaron por este hecho y atacaron a Coatlcue, pero cuando decapitaron a su madre, Huitzilopochtli saltó del cadáver con todas sus armas en la mano y le cortó la cabeza a su hermana Coyolxauhqui.

En algunas versiones del mito, ella había sido la líder de la revuelta, en otras, había estado tratando de advertir a Coat de la conspiración en su contra. En cualquier caso, Huitzilopochtli desmembró su cadáver para que su torso cayera al fondo de la montaña y cuando él arrojó la cabeza al cielo, se convirtió en la luna.

Huitzilpochtli luego se enfrentó con sus otros hermanos ingobernados, el Centzonhuitznahuac y el Centzonmimizcoa, poniendo fin a su intento de adquisición y dispersándolos en los cielos para convertirse en las constelaciones del sur y del sur respectivamente.

Para los aztecas, se pensaba que la pelea entre Coyolxauhqui y Huitzilopochtli volvía a ocurrir todos los días, lo que explicaba el intercambio diario por el control del cielo entre el sol y la luna.

Se creía que Huitzilopochtli estaba acompañado en la primera mitad de su viaje a través del cielo por los espíritus de los guerreros caídos (que más tarde volverían a la tierra como colibríes).

Desde el mediodía, el dios fue acompañado por el Cihuateteo, los espíritus de las mujeres que habían muerto durante el parto. Cuando cayó la noche, Huitzilopochtli se movió a través del Inframundo hasta el amanecer y luego, una vez más, recorrió los cielos.

Orígenes y Creación

Huitzilopochtli se considera un dios creador, pero no para una creación simple o pasiva, como se puede encontrar en otras religiones. Este dios luchó con su hermana, luego la decapitó y la desmembró. Arrojó su torso hasta la base de la montaña y lanzó su cabeza al cielo, que se convirtió en la luna.

También se deshizo de sus otros hermanos, lanzándolos al cielo para convertirse en las constelaciones, completando una historia de creación bastante espantosa.

Los orígenes Míticos de Tenochtitlan

Huitzilopochtli, como se muestra en el Codex Borbonicus

Hay varias leyendas y mitos de Huitzilopochtli. Según el Códice Aubin, los aztecas originalmente provenían de un lugar llamado Aztlán. Vivían bajo el mando de una poderosa élite llamada “Azteca Chicomoztoca”. Huitzilopochtli les ordenó que abandonaran Aztlan y encontraran un nuevo hogar.

También les ordenó que nunca se llamaran aztecas; en su lugar deberían llamarse “mexicas”. Huitzilopochtli los guió a través del viaje. Durante un tiempo, Huitzilopochtli los dejó a cargo de su hermana, Malinalxochitl, quien, según la leyenda, fundó Malinalco, pero los aztecas se resintieron por su decisión y llamaron a Huitzilopochtli.

Puso a su hermana a dormir y ordenó a los aztecas que abandonaran el lugar. Cuando se despertó y se dio cuenta de que estaba sola, se enojó.

Otros Mitos

Huitzilopochtli fue considerado el dios del sol de los aztecas, un grupo indígena del centro de México que gobernó la zona desde el siglo XIV hasta el siglo XVI.

Los aztecas pensaron que la razón por la que el sol y la luna se alejaban entre sí era que Huitzilopochtli y Coyolxauhqui (respectivamente, el sol y la luna) se enfrentaban en su batalla épica una y otra vez todos los días.

Desde el amanecer hasta el mediodía, Huitzilopochtli estuvo acompañado por los espíritus de los guerreros que murieron en la batalla, quienes luego se convirtieron en colibríes alrededor del mediodía.

Desde este punto hasta la puesta del sol, estuvo acompañado por los espíritus de las madres que murieron al dar a luz, quizás un homenaje a su desafortunado nacimiento. Por la noche, cuando el sol no era visible, se creía que Huitzilopochtli viajaba a través del inframundo antes de que se levantara de nuevo al amanecer.

Hijos del Dios Huitzilopochtli

No hay documentación de hijos del Dios Huitzilopochtli, no se descarta la existencia de ellos, debido a la cantidad de hermanos que posee.

Templos del Dios  Huitzilopochtli

Como creador y dios del sol, Huitzilopochtli fue muy importante para los aztecas. De hecho, era tan importante que era su principal deidad. Estaba conectado con el oro, la guerra y el gobierno, por lo que los aztecas pensaron que era importante mantenerlo feliz.

Para apaciguarlo, los aztecas realizaban sacrificios humanos, generalmente de prisioneros de guerra. Siguiendo con la pavorosa historia de Huitzilopochtli, los aztecas sacaron los corazones de los sacrificios y los decapitaron, probablemente para conmemorar la decapitación de Coyolxauhqui de Huitzilopochtli.

Fueron desmembrados y sin piel. Aunque el sacrificio estaba destinado a alimentar simbólicamente a Huitzilopochtli, los sacerdotes eran los que realmente lo comían, y el corazón era la parte más buscada.

Estos sacrificios tuvieron lugar en el templo hueteocalli. Se colocó estratégicamente para marcar el solsticio de invierno, una época típicamente vinculada a la guerra, con la que Huitzilopochtli estaba relacionado.

Los escalones del templo estaban pintados de rojo, de nuevo, indicativo de derramamiento de sangre y guerra, y simbólico de la deidad. Si bien no había tantas representaciones del dios como podría esperarse, algunas estatuas de madera estaban hechas de Huitzilopochtli.

El rival de Huitzilopochtli como el dios azteca más importante era Tezcatlipoca, pero en su ciudad de Tenochtitlán el dios era supremo. El punto focal de adoración a Huitzilopochtli se encontraba en la capital azteca, donde tenía una estatua y un santuario de madera junto a Tláloc en la cima de la pirámide del Templo Mayor o Hueteocalli.

El templo de Dios estaba en el lado sur y marcaba el solsticio de invierno y la estación seca, el tiempo tradicional de la guerra, y los escalones que conducían al templo de Huitzilopochtli estaban pintados de rojo brillante para simbolizar la sangre y la guerra.

Como Huitzilopochtli era una deidad tan importante, fue el beneficiario de los sacrificios humanos cuya sangre alimentaría y fortalecería al dios.

Las víctimas generalmente provenían de prisioneros de guerra y fueron llevadas a la cima del Templo Mayor, sus corazones fueron retirados, fueron desollados y el cadáver fue decapitado y desmembrado, tal vez en homenaje a Coyolxauhqui y su destino similar a manos de Huitzilopochtli.

El torso de la víctima fue arrojado por los escalones de la pirámide para aterrizar en la base donde, significativamente, las serpientes talladas en piedra recuerdan el monte.

Se encontró Coatepec y una piedra redonda masiva que representa a un Coyolxauhqui desmembrado. Mientras tanto, los sacerdotes y los nobles comían partes de la carne sacrificada, siendo el corazón el más apreciado.

En un homenaje más pintoresco a Huitzilopochtli, se ofrecieron al dios flores y huevos de codorniz, se ataron imágenes de él con guirnaldas y mujeres bailaban la tradicional danza de la serpiente.

Huitzilopochtli fue adorado en la ceremonia de Panquetzaliztli en el mes del mismo nombre cuando el nacimiento del dios en Mt.

Coatepec fue conmemorado y también se celebró durante el mes de Toxcatl cuando una efigie o tzoalli hecha de masa con la planta de amaranto y vestida como Huitzilopochtli fue llevada al templo de Dios en una gran procesión y luego comió.

Los Méxica, especialmente, veneraron a Huitzilopochtli porque creían que los había conducido desde la legendaria cueva de Aztlán en el desierto del noroeste en un viaje prolongado que finalmente llevó a su nueva capital, Tenochtitlán.

Durante esta migración, los sacerdotes habían llevado a un gran ídolo del dios que susurraba direcciones, le dio a la Méxica su vida.

Haz Click en una de las Imágenes y tendrás Información sobre la Astrología y sus Signos Zodiacales

Haz Click en una de las Imágenes y Descubre la Historia Resumida de los Grandes Imperios de la Antiguedad

Tambien Encuentra Información sobre los Elementos Asociados a sus Mitológicas Vidas, haciendo Click en Alguna de las Siguientes Imágenes

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa

IMAGEN DE CHILE

CHILE

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Imágenes, Fotos del Dios Huitzilopochtli 

Dibujos del Dios Huitzilopochtli para Colorear

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Summary
HUITZILOPOCHTLI
Article Name
HUITZILOPOCHTLI
Description
El Dios HUITZILOPOCHTLI. Los Nombres de sus Hijos, Los Templos. Significado y Poderes. La Deidad Azteca del Colibrí Azul. Su Dibujo para Colorear.
Author